Allanan el Regimiento por una causa de delitos de lesa humanidad

Fue en el marco de la investigación que busca evidencias sobre la desaparición del arqueólogo riojano Adán Roberto Díaz Romero, por lo cual se secuestró documentación referida a los registros de infractores y desertores del Ejército durante la época de la dictadura militar, en 1976. El operativo estuvo a cargo de la justicia federal riojana. Según lo que manifiesta la querella, en el Regimiento de Infantería Mecanizado 15 “funcionó un centro clandestino de detención”.12497_612201042327

En un lapso de seis horas, la Justicia Federal de La Rioja, revisó varios sectores del Regimiento de Infantería Mecanizado 15, en busca de evidencias sobre la desaparición del arqueólogo riojano, Adán Roberto Díaz Romero. El allanamiento, se realizó este jueves. El lugar fue calificado, por las abogadas de la familia de la víctima, como un centro ilegal de detención.

La causa Díaz Romero, se instruye desde el 2006, pero recién ahora la Justicia Federal autorizó un allanamiento en el Regimiento de Infantería Mecanizado 15, ubicado en esta ciudad. Una fuente judicial vinculada con la investigación, le dijo a la prensa, que se secuestró documentación referida a los registros de infractores, y desertores que se registraron durante la época de la dictadura militar, en 1976.

Según la fuente, aparece como desertor el soldado desaparecido Alberto Ledo. En efecto, la hipótesis sobre que Ledo desertó, estaría debilitada en comparación con la presunción que fue secuestrado por autoridades militares. Además, se embargaron datos de las clases o categorías de los soldados que se sumaron al Regimiento en esa época.

Ante el diario El Independiente, la abogada María Elisa Reynoso, indicó que “el allanamiento es importante, porque se demuestra que acá funcionó un centro clandestino de detención”. Asimismo, su colega, Viviana Reynoso, opinó en igual sentido, y agregó que el centro clandestino de detención, está dentro de la megacausa Menéndez, que investiga delitos de lesa humanidad.

“Con el libro de desertores y con el libro de infractores, se prueban dos cuestiones: acá era un centro clandestino de detención, y quienes eran las personas que pasaron por este lugar y que son víctimas de la causa Menéndez”, dijo Viviana Reynoso. Precisamente, en la documentación obtenida, aparece el nombre de José Cano, Juan Carlos Gómez, y los hermanos Vergara, todos ellos, víctimas de delitos de lesa humanidad.

Viviana Reynoso, manifestó que la documentación que no está en el Regimiento, fue “girada” al Archivo General del Ejército y que la documentación referida al Servicio de Inteligencia, fue remitida a Salta. En este sentido, el próximo paso a concretar será solicitar a la Justicia Federal de Salta, autorización para buscar esos documentos.

Adán Roberto Díaz Romero, fue detenido el 16 de junio de 1976. Le dijeron que tendría que cumplir tres días de detención, pero nunca más apareció.

María Angélica Vergara de Díaz (esposa de Díaz Romero) presenció el hecho y denunció el secuestro ante la Comisaría de La Rioja. También acudió al Batallón 141 –donde le negaron toda información–. Después de 48 horas, denunció el hecho ante el ex juez federal, Roberto Catalán, e intentó presentar un recurso de hábeas corpus. No obstante, el juez se habría negado a recibírselo, con el argumento de que su marido estaba bien.

Angélica Vergara presentó 3 hábeas corpus a favor de Díaz Romero, el primero de ellos en 1977; luego en 1979 y 1980.

En la causa, están imputados Luciano Benjamín Menéndez, Romero Juan Carlos, alias Bruja, y Eduardo Abelardo Britos.