María José Moreno contra el juez Brizuela: “Quiero vivir en paz, que no nos peguen un tiro”

La empleada judicial María José Moreno reiteró que fue víctima de violencia de género y acoso, por parte del Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Luis Brizuela. En ese sentido, rechazó la decisión de la Legislatura, que descartó el juicio político sin abrir una investigación.moreno maria jose 14 nov

La mujer mostró las amenazas recibidas en su celular, entre ellas “no te vas a salvar vos y tu hija”, “vas a encontrar a tu hija en un cajón”. “No tengo pareja, no tengo marido, novio ni amigovio; recibía acoso de este señor, hacían comentarios sobre que yo era su amante, pero jamás tuve relación con él”, afirmó.

También rechazó en forma total las declaraciones de Brizuela por Radio Fénix, al decir que ella sufre “trastornos psicológicos, soy una persona normal”. “Quiero vivir en paz, yo, mi hija y mi familia, y que no nos maten de un tiro. Quiero que investiguen, porque este Sr. arruinó mi vida y la de mi hija menor, y agredió mi dignidad de mujer”.

Declaraciones a Radio América, María José Moreno explicó que “soy empleada de planta de la justicia desde 2007, sin sanciones ni denuncias, con un legajo impecable” y comentó que “trabajé en muchos lugares, pedí un cambio al área económica, no tengo ni siquiera tardanzas, siempre me llevé muy bien con todos mis superiores”.

Según la mujer, “ese día a la mañana, estaba trabajando y me mandan con una nota a Casa de Gobierno, firmada por Luis Brizuela. Por supuesto, nunca vi el contenido de la nota. Era el miércoles 16 de octubre. Tenía faringitis, estaba tomando antibióticos; fui al bar tomar el medicamento, y veo bajar al Sr. Brizuela violento, agresivo, descontrolado. Empieza a murmurar, no se podía entender lo que decía”.

Apuntó que “me estaba esperando entre la escalera y la puerta, me insulta, me amenaza, con palabras irreproducibles. Pensé que me iba a pegar. Al día siguiente me notifican con un cédula el cambio de lugar de trabajo, resolución 88, por estrictas razones de servicio, me envía Brizuela al Juzgado de Trabajo. Voy a trabajar y este Sr. Brizuela sacó licencia y volvió el martes siguiente a las elecciones”.

Resaltó que “me tuve que bancar que me denigre como mujer y que haga abuso de poder.
Ese día me asistieron médicos del INCOR con una presión de 20. Tuve otro episodio de enfermedad por la noche. Este Sr. toma represalias contra mi persona, sólo por “ser linda”.

La empleada sostuvo que “me comenzaron a relacionar con este señor, diciendo que soy la amante. Recibía llamadas, chistidos, cosas raras, era un calvario ir a trabajar. Aguantaba todo porque no me gusta el conflicto”.

Según explicó que “mi familia se compone de tres personas, yo, mi hija menor y mi madre. No tengo pareja, no tengo marido, novio ni amigovio. Soy una persona normal que vive de su trabajo, y recibía el acoso de este señor”.

“Siguieron los comentarios sobre que estaba manteniendo relaciones sexuales en el despacho de este señor. algo totalmente falso, el despacho es una zona absolutamente restringida. Quiero que se secuestren las cámaras de seguridad para demostrar que digo la verdad. Se llegó a decir que el chofer de este señor me pasaba a llevar para tener noches de amor, algo totalmente falso”, añadió.

Apuntó que “luego de la violencia, vinieron los mensajes, “no te vas a salvar vos y tu hija”, “vas a encontrar a tu hija en un cajón”, “andá ya a retirar la denuncia, si no le va a pasar algo a tu hija”. Tengo el número del celular de donde vinieron las amenazas. Tengo probado el número de celular de las amenazas, y tengo testigos de la violencia de género”. “Este señor arruinó mi vida y la vida de mi hija. Sigue pasando frente a mi casa, a las 10:30, a las 11:00”.

Informó que “tenemos que vivir en custodia policial. No podemos salir a la calle. Nos quitó la libertad. Adónde voy, tengo que ir con un oficial, las 24 horas custodiadas. Tengo miedo que me maten y maten a mi hija”.

“Hoy (por el jueves) este Sr. declaró (por Radio Fénix) que yo estaría sufriendo transtornos psicológicos. Dijo “esta empleada protagonizó otros hechos de inconducta con abogados litigantes”, y que la denuncia “es una fantasía”. No es una fantasía, es una realidad lo que sucedió y lo que estoy viviendo. Me está haciendo pasar un calvario este señor”, manifestó.

“Yo soy una mujer que no va a acceder a los gustos de un hombre porque tenga poder. Yo entré a la justicia en el 2007. No tengo a nadie en el poder que me pueda cubrir. Soy una mujer sola, apolítica, una simple empleada”, agregó.

Moreno dijo que “este señor, que tiene tanto poder, se tiene que resguardar en otros jueces. Me pregunto cómo puede seguir en la justicia este Sr. que agrede a una mujer. Pone en duda mi dignidad, mi moral, cuando todos saben que me dedico a mi familia, a mi hija, a mi madre.
Sigo creyendo en la Legislatura, quiero que investiguen”.

Al respecto, sostuvo que “Brizuela se hace el malo con una mujer, por qué no se hace el malo con un hombre. Le pregunto a los jueces, que tienen hijas mujeres, cómo lo pueden proteger.
Quiero vivir en paz, yo, mi hija y mi familia. Quiero que retiren las amenazas, y que investiguen”.

Por su parte, la abogada Elida Barrera, que asiste a María José Moreno junto con el abogado Nicolás Azcurra, dijo que Brizuela en sus declaraciones por Radio Fénix, “hizo una revictimización de la víctima, dijo que todos la conocen, que está fuera su sano juicio, que sufre trastornos psicológicos, que está fogoneada por determinadas abogados o intereses políticos. Es terrorífico que un juez amenace, que un juez no tenga decoro. Además, la Legislatura hizo la vista gorda”.

Publicado por

German La Rioja

Periodismo + Opinión