Política y adicciones: “Se tiende a actuar en forma de reacción y no en prevención”

El especialista en Relaciones internacionales, Sebastián Cutrona Castro, consideró que aunque hoy en La Rioja “no exista un marcado índice de violencia”, eso no significa que esto no ocurra en cuestión de años. “A nivel provincial todavía no hay políticas precisas contra las adicciones, no hay institutos públicos que traten las adicciones, tampoco existe una política marcada contra el fenómeno del narcotráfico”, dijo Cutrona Castro, quien es Doctor en Estudios Internacionales por la Universidad de Miami, Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Nacional de Córdoba, y licenciado en Ciencia Política, egresado de la UNLaR.

Precisamente en este ámbito académico expuso en el “Segundo Ciclo de Conferencias Internacionales” sobre “El narcotráfico, las cárceles y el delito en la Argentina”, acompañado por Khatchik Derghougassian, doctor en Relaciones Internacionales y profesor de la Universidad de San Andres.

Cutrona Castro consideró que “por fortuna, en La Rioja no hay grandes problemas de inseguridad producto que la Provincia no forma parte de una ruta de tráfico, el mercado doméstico también es bastante limitado, la demanda en términos relativos  es bastante pequeña. Por lo tanto los grupos que manejan ese tráfico de drogas ilícitas no se han instalado en La Rioja y muchos menos han llegado a enfrentarse entre sí, como tampoco la cuestión del poder, está bastante inmadura”. No obstante, advirtió que eso no quiere decir que en cuestión de años el mercado crezca y exista algún tipo de resabio en término de violencia. “En la Rioja no hay un marcado índice de violencia”, lo que “no significa que nosotros no tengamos que adelantarnos” y precisó que el problema es que la política tiende actuar en forma de reacción y no en prevención”.

Respecto al consumo de drogas en jóvenes, el profesional puntualizó que Argentina tiene el índice de prevalencia más alto de América Latina y lo diferenció con la problemática del narcotráfico. Explicó que, si bien, el narcotráfico tiene relación con la juventud, como en el caso de Rosario que los jóvenes son usados como mano armada (conocidos como “soldaditos”),  es una temática diferente en cuanto a adicciones, que tienen que ver más con la prevalencia de consumo de cocaína.

Por su parte, Khatchik Derghougassian abordó el narcotráfico en Argentina y la relación entre el delito y la droga desde el punto de vista penitenciario. Esa temática es el eje de un trabajo que realizaron en conjunto para un capítulo de un  libro que presentarán en Estados Unidos. “Vamos a tratar la violencia y la inseguridad en relación al eje temático que existe entre el consumo de drogas y la inseguridad en la Argentina”, explicaron.

Por su parte el rector de la UNLaR, Fabián Calderón, en la apertura del Ciclo, afirmó: “Todos somos concientes que hoy hablar del delito, de las drogas, del narcotráfico, requiere pensar y mirar que está sucediendo en la trama de nuestras organizaciones, es contextualizar la discusión, es pensar también la trama social, cultural e institucional que hay detrás de los sujetos que manifiestan esta situación”.  “Estamos convencidos que la Universidad tiene que abrir el debate, pero no sólo como debate, sino como construcción con otras organizaciones que trabajan en la temática y en forma conjunta podemos pensar y trabajar estas problemáticas de nuestra sociedad, para puedan ser analizadas en un marco académico. Pero también es un modo de mirar esta situaciones  y la trama institucional que hace a la sociedad en la que vivimos”.

Publicado por

German La Rioja

Periodismo + Opinión