La Provincia rechazó el aumento de $300 para los programas municipales

El gobierno provincial no se hará cargo del pago de designaciones ni de aumentos que se dispongan en ámbitos municipales por fuera de las pautas dispuestas oportunamente. Lo afirmó el ministro de Hacienda, Ricardo Guerra, a través de un parte de prensa oficial.

“Son medidas inconsultas y fuera de contexto”, señaló el ministro ante la consulta periodística y explicó que la provincia dispuso en el presente ejercicio aumentos a los agentes estatales de toda la provincia, incluyendo municipios, que superaron el 29% siguiendo una pauta nacional y en un marco de responsabilidad para no comprometer recursos con los que no cuenta el tesoro provincial.

“Como viene sucediendo año a año, el gobierno dispone aumentos que van de la mano de lo que se resuelve a nivel nacional y con el criterio de no comprometer recursos a futuro sin saber si se va a contar con ellos”, dijo Guerra y agregó que “las instrucciones del gobernador Beder Herrera siempre fueron en dirección de fijar incrementos que la provincia esté en condiciones de hacerlo y previendo esos gastos a futuro de acuerdo a los recursos presupuestados que ingresarán al tesoro provincial”.

Dijo el ministro que “el gobierno de la provincia no se hará cargo del pago de nuevas designaciones ni de aumentos que se dispongan a nivel municipal por fuera de las pautas dispuestas oportunamente” y especificó que a esos gastos los municipios deberán afrontarlos con recursos propios.

El viernes pasado, el intendente Ricardo Quintela confirmó un importante aumento salarial para los programas municipales: “Nadie va a ganar menos de $1.200, subimos el piso a esa cifra, si un empleado cobraba $ 750, se le aumentarán $450 para que lleguen al piso de $1.200, para los que ganen más que el mínimo se les aumentará $300, si cobra $1.000 pasará a cobrar $1.300”, clarificó.

Quintela anunció un aumento salarial para los Programas Municipales: “Todos los Procala, Pasantía y Formadores tendrán un sueldo mínimo de $1.200”.

El intendente resaltó el “gran esfuerzo que se hace desde el Municipio, ya que seguimos sometidos a una situación crítica financieramente hablando; sin embargo, queremos que los que cobran menos tengan un aumento en su salario para llegar al mínimo de $1.200”. “Si un empleado contra $750 se les aumentará $450 para que llegue al piso de $ 1.200, para aquellos que superan el mínimo tendrán un aumento de $300; por ejemplo un trabajador que cobra $1.000 pasa a percibir $1.300”, precisó y luego agregó: “Lo importante es que nadie cobrará menos de $1.200”.

“El aumento comienza a regir a partir del 1 de septiembre para que a partir de octubre el trabajador perciba el aumento”, aseguró Quintela. Inmediatamente, aseveró: “Tenemos 2200 programas y el aumento alcanza a todos”.