UNLP: Estudiantes de Odontología llegan a pequeños pueblos de La Rioja

Por séptimo año consecutivo, un contingente de 35 alumnos y 4 docentes de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de La Plata, se encuentra en La Rioja ofreciendo servicios odontológicos solidarios a los niños en edad escolar de pequeñas localidades con escasos recursos.

El grupo de trabajo se instaló en la Casa de Descanso y Museo Samay Huasi, que la UNLP posee en cercanías de la ciudad de Chilecito. En la finca que perteneciera al fundador de la Universidad, Joaquín V González, los jóvenes estudiantes montaron la base de operaciones donde reciben capacitación y planifican cada una de las jornadas junto a los docentes.

El equipo atenderá a niños y niñas de más de quince establecimientos escolares ubicados en las localidades riojanas de Las Higueritas, Nonogasta, Los Sarmientos, Machigasta y Famatina. Tres de esas escuelas -Escuela Universidad Nacional de La Plata, Escuela Juan Domingo Perón y Escuela Santa Fiorentina- cuentan con el padrinazgo de la UNLP.

Hasta el 20 de septiembre, los estudiantes universitarios asistirán en consultorios móviles a más de 1500 personas. Cada paciente recibirá nociones básicas de educación para la salud y aprenderá técnicas de cepillado para la prevención de enfermedades dentales. También se realizará restauración de lesiones por caries, topicación de fluor y selladores.

Gabriel Alfaro, director del Programa de Voluntariado Universitario de la Secretaría de Extensión de la Facultad de Odontología, explicó la particularidad que tiene este viaje, ya que: “trabajaremos en algunas comunidades nuevas y realizaremos un control en aquellas donde -al cabo de 7 años- ya hemos logrado afianzar las técnicas de salud bucal preventivas”.

Los alumnos también realizarán tareas de atención primaria, prevención y aplicarán la técnica atraumática de restauración y remoción del tejido cariado, esta tarea se incluye dentro de las 200 horas curso de prácticas obligatorias  que deben tener los estudiantes.

Desde la presidencia de la casa de estudios destacaron la importancia de utilizar la finca Samay Huasi como base de operaciones para llevar adelante este tipo de iniciativas extensionistas que combinan la solidaridad con la práctica académica.

Publicado por

German La Rioja

Periodismo + Opinión