La Universidad de La Plata en pie de guerra porque Beder Herrera le quiere quitar una casa de veraneo

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) se reunió hoy de urgencia para evitar la expropiación de una casa de descanso que esa casa de estudios tiene en la provincia de La Rioja. Durante la reunión hubo un contacto telefónico con el gobernador Luis Beder Herrera y se acordó un encuentro entre el mandatario provincial y el presidente de la Universidad, Raúl Perdomo.

La polémica estalló en La Plata cuando la Legislatura de La Rioja aprobó una polémica ley que declara al predio ubicado en la ciudad de Chilecito, propiedad de la Universidad desde 1941, de utilidad pública y sujeto a expropiación. Desde la Universidad inmediatamente rechazaron la decisión de los legisladores riojanos. A través de un comunicado expresaron que la finca fue cedida la Universidad por la Ley Nacional 12.674, impulsada por el entonces diputado Alfredo Palacios.

En esa ley se explicita que en el predio se instalará una casa de descanso para artistas y científicos, y para sostener un museo dedicado a la memoria de Joaquín V. González. “Desde entonces y hasta hoy -dicen en la Universidad-, se ha respetado en todo lo dispuesto por la ley”.

El proyecto fue presentado por el diputado oficialista Rodrigo Brizuela y Doria, oriundo de Chilecito y mencionado por medios de esa ciudad como posible candidato a intendente.

La finca Samay Huasi es un lugar exclusivo en términos turísticos: De estilo colonial, con amplias habitaciones que dan a una típica galería, y un comedor espacioso y confortable. La rodea un gran patio cubierto de enredaderas y de allí hasta el pie del cerro se llega por un camino que atraviesa un huerto con árboles frutales donde esta ubicada la pileta.

Llamada en su origen “La Carrera”, perteneció al minero inglés William Treolar, quien vendió sus 17 hectáreas a Joaquín V. González en 1913 y este la donó a la Universidad de La Plata.

Por eso la urgencia de los consejeros de la Universidad que dejaron de lado su letargo y en pocas horas se congregaron en el rectorado. Allí, el presidente de la casa de estudios, Raúl Perdomo consideró como “un despropósito la aprobación de una ley provincial de expropiación en cuyo articulado no se explicitan claramente cuáles son sus objetivos”.

Además, explicó que “más allá de rechazar esta ley, queremos invitar a al diálogo a las autoridades y legisladores de La Rioja”. Y en este sentido agregó que “si ellos quieren tener una mayor participación para impulsar proyectos conjuntos que permitan potencias a Samay Huasi, tienen las puertas abiertas como las han tenido siempre”.

El Consejo Superior aprobó además que se eleve un documento formal al gobernador de La Rioja solicitando el inmediato veto de la norma y la apertura de un canal de diálogo que permita acercar posiciones sin lesionar los legítimos intereses de la Universidad Pública. Finalmente, el cuerpo resolvió conformar una comisión especial representada por todos los claustros, que viajará a la provincia de La Rioja para contactarse con autoridades y legisladores, y visitar además a los trabajadores de Samay Huasi.