Zulemita Menem con Mariotto: “Con unidad se puede salir adelante”

La portación de un apellido histórico dentro de la política argentina la hizo merecedora de titulares de un sinfín de publicaciones, sobre todo en revistas del corazón o vinculadas al ambiente del espectáculo y la farándula. Sin embargo, Zulema María Eva Menem, más conocida como Zulemita, en las últimas semanas pasó a integrar la sección de política, al declarar no sólo que había rechazado la invitación de tres presidenciales para participar en su espacio, sino por el anuncio de su padre, el ex presidente Carlos Menem, de que está “tratando de impulsarla” para que actúe “en el mundo de la política”.

En el medio, un conflicto personal con el empresario Marcelo Pocovi, ex pareja suya y padre de su pequeño hijo, Malek, le hizo evaluar la posibilidad de comenzar a incursionar en primera persona en un mundo que conoce desde muy chica.

De la mano del vicegobernador Gabriel Mariotto presentó un proyecto de ley con el que busca que se sancionen a los padres no convivientes por incumplimiento del régimen de visitas, configurando una suerte de antesala de ambiciones políticas, quizás, más amplias.

Desde una de las salas de la residencia del vicegobernador bonaerense, resalta a La Tecla que la iniciativa fue motorizada por un problema que está “viviendo en carne propia”. “Los niños tienen derecho a ser asistidos por los padres, tanto por la madre como por el padre. Hoy no hay nada que castigue al padre no conviviente cuando deja al nene esperando, lo deja con su mochilita esperando por horas, no aparece o se excusa con los problemas de pareja”, relata Zulemita.

-¿En qué momento pensó trabajar en la producción de un proyecto en este sentido?
-Gabriel (Mariotto), en un encuentro que tuvimos por intermedio del doctor Baldi (abogado de la familia Menem), se vio muy interesado, porque es una problemática que afecta a muchísimas familias y no es un problema sólo de un momento para la criatura, sino a futuro, porque de grande pueden quedar secuelas y resultar afectados.

-¿A qué apunta el proyecto?
-El proyecto apunta a la responsabilidad que uno tiene como padre, busca penalizarlos cuando no cumplen con el deber, y finalmente apunta a que se pierda la patria po-testad y a que no se dé tanta vuelta cuando no se cumple.

-Hoy hay un vacío legal sobre esto.
-Hoy la ley es muy permisiva. Por ejemplo: si un padre va a visitar a su hijo y en ese momento justo su hijo tuvo un problema de salud y la madre tuvo que salir co-rriendo por alguna emergencia, y por lo tanto no encuentra a su hijo, va y le hacen una denuncia de impedimento de contacto sin saber el porqué, sin saber el motivo. Pero si es al revés, es decir que el nene está esperando al padre y éste lo deja esperando con su mochilita en la puerta y no aparece una vez, dos veces, tres veces, no hay nada que lo pene.

-¿Lo que motorizó esta iniciativa es una cuestión de índole personal?
-Totalmente. Cuando empecé con esto me dije: “Voy a seguir y voy a trabajar en un proyecto para ayudar a las mujeres que les sucede lo mismo”, con el doctor (Pedro) Baldi, que es el que me acompaña en mis temas familiares. Voy a trabajar por las mujeres que les sucede esto; aunque hay hombres que también les pasa, las mujeres son, en su mayoría, las que padecen esto. Como a mí me afecta, lo traslado a la cantidad de mujeres de la provincia de Buenos Aires y de todos el país, que muchas veces tienen pocos recursos, pocas posibilidades de salir, de hablar, de defender su postura; y decidí ponerme al frente de esta situación para buscar una solución, empezar un camino donde la pareja se dé cuenta de que no es un conflicto entre ellos, sino que se trata de ayudar al menor.

-¿El punto sería proteger al niño?
-Claro, porque cuando un chico está creciendo, situaciones como éstas pueden afectarlo para el resto de su vida; por eso creo que hay que atender esto antes de que eso pase. Por ejemplo: hoy el problema es que un chico no es visitado por su padre, pero en el futuro va a tener problemas psicológicos, porque le quedan secuelas y de grande lo va a manifestar. Si el vínculo no tiene que ser, que no sea y que sea penado, pero que no exista este manoseo constante si voy, si lo ayudo, si no llego y si tomo al chico de rehén, como me está pasando a mí, que quiero irme de viaje con mi hijo y no lo puedo hacer.

-¿Tiene pensado avanzar con el proyecto? ¿Llevarlo al Congreso de la Nación, por ejemplo?
-En todos lados donde se manifieste un interés, como el expresado por Gabriel, vamos a estar ahí para poder ayudar a que esto se multiplique.

En rigor, el proyecto presentado por Zulemita y extendido a Mariotto prevé multas que van desde los mil a los cien mil pesos para los padres no convivientes “que no cumplieran en forma reiterada con el régimen de visitas acordado entre los padres o impuesto por el juez, respecto a menores de edad”. La cifra se incrementará entre los diez y doscientos mil pesos si se tratase de menores de diez años o niños discapacitados.

La normativa anuncia además que también se multará al padre no conviviente que se mudase sin notificarle en los quince días posteriores el nuevo domicilio al tribunal, y establece que si aún cuando se aplicaron las sanciones el padre continúa con el incumplimiento del régimen de visitas, “se dispondrá la pérdida de la patria potestad del padre incumplidor, a pedido de parte y previo informe de la psicóloga y de la asistente social, designadas por el tribunal”.

Tras el encuentro, el vicegobernador bonaerense solicitó que se le hiciera una copia del pliego, y luego de posar para algunas fotografías, saludar a la hija del ex presidente Menem y a los allí presentes, tomó el proyecto y dejó la residencia. En la Cámara de Senadores, el debate del Presupuesto 2015 y la ley Impositiva era lo que seguía en su agenda.

Para que Malek “crezca sano”

Al poco tiempo de que nació Malek, hoy de dos años de edad, Zulemita se separó del padre del niño, Marcelo Pocovi. A contramano de lo que ella suponía, el empresario dejó de ver a su hijo y no cumplió con los alimentos.

-¿Su problema comenzó cuando su ex pareja dejó de ver a su hijo?
-Claro. Se ausentó durante cinco meses. Yo lo expuse públicamente y, como suele pasar, cuando se termina concertando el hecho del encuentro, lo terminan haciendo por temor a una condena social, como en mi caso, y no por una cuestión de sentimientos.

-Con la exposición del tema retomó el vínculo…
-Sí, después de cinco meses. Aunque siempre está buscando algún tipo de problemas. Como ahora, que no puedo viajar con mi hijo porque me revocan un poder. Cuestiones que terminan perjudicando a mi hijo. Esto es lo que hay que tratar de evitar, el padre no conviviente se tiene que dar cuenta de que la relación con el hijo va a ser de por vida, y que es fundamental una buena relación entre los padres para que el hijo crezca sano.

Elogios para Cristina Fernández y para Karina Rabolini

Zulemita, aunque se niega a opinar de política y sobre la gestión de los actuales gobernantes, se animó a dar su punto de vista sobre la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y la esposa del gobernador bonaerense, Karina Rabolini, por quienes expresó sentimientos de admiración y respeto.

“Cristina es una persona con muchísima fuerza, que ha pasado por momentos muy difíciles en su vida”, señaló, y consideró que quedarse “sola con dos hijos en el mundo de la política, criarlos en este ambiente, es muy difícil”. Además, ya desde un plano más de género, aseguró que “como mujer siento orgullo de tener una mujer como Presidenta de mi país”.

Teniendo en cuenta que, de participar en política, su intención es trabajar para sumar desde lo social, surgió el nombre de la esposa de Daniel Scioli, la modelo y empresaria Karina Rabolini, quien dirige la fundación Banco Provincia y trabaja para que el Gobernador se convierta en el sucesor de CFK. “Karina es una mujer que se preocupa mucho por la parte social, y lo viene haciendo muy bien desde la fundación”, resaltó, y añadió que “a ella y a Daniel los conozco hace muchos años y tengo mucho afecto por ellos”.

Sobre Mariotto: “Las cosas que él hace no se ven porque es el vice”

Tras una conversación de poco menos de una hora, el vicegobernador se retiró de la residencia rumbo al Senado. “Gabriel es un hombre que tiene una sensibilidad impresionante. Yo no lo conocía y se interesó en el acto por el tema”, dirá más tarde Zulemita sobre Mariotto.

En varios tramos de la entrevista, sin consultarle, la hija del ex presidente mencionará, siempre halagándolo, al vicegobernador bonaerense. “Me impactaron su carisma, sus proyectos y todas las cosas que hace. Empecé a leer sobre él, las cosas que tiene hechas por la Provincia. Es un hombre que trabaja muchísimo, y quizás no se le dé tanta publicidad a lo que él hace porque es el vicegobernador y no el Gobernador. Realmente es increíble el tema de educación, inclusión social”.

Su nombre volverá a surgir al hablar sobre su vinculación con la política: “Hablando con papá sobre la reunión que íbamos a tener con Gabriel, me destacó mucho su figura, que es un militante de toda la vida, que es una persona de unión. El me abrió las puertas de su casa para recibir este proyecto, y eso es una señal de unión, que creo que es lo que al justicialismo le hace falta” y agregó: “Gabriel tomó el proyecto como propio, con el interés que, creo, es el mismo con el que se toma todas las cosas que hace. Cosas que hace que no se ven porque es el vicegobernador”.

-Es uno de los candidatos a Gobernador.
-Si es así, a la Provincia le espera un futuro buenísimo, porque trabaja incansablemente. Felicitaciones a la Provincia por tener un vice como el que tienen.

“Quiero participar en algún espacio donde pueda ayudar”

-¿Está interesada en participar en política?
-Es inevitable que se me ligue a la política, porque somos una familia de políticos, y no tengo problema de serlo, porque vengo de ahí y estoy orgullosa. Mi padre es una persona que habló siempre de unidad, y en ese perfil vi la veta de encontrar algún espacio para poder seguir caminando en el mundo de la política.

-Ya dijo que tuvo ofertas y se habló de una posible candidatura a diputada nacional, ¿va a trabajar en eso?
-En este momento estoy pensando en participar en algún espacio donde pueda ayudar, obviamente, desde el lugar en el que mi padre nos enseñó: el justicialismo y la unidad. Uno siempre tiene que hacer alguna evaluación previa de esto y ver cuál es la llegada con la gente.

Por más que uno tenga un apellido en La Rioja, no se trata de ir e imponerlo, sino de ver cómo uno se contacta con la gente. Más allá de que a mi padre lo adoren en La Rioja, a eso uno se lo tiene que ganar, y él lo logró con años de trabajo al lado del pueblo de La Rioja.

-Justamente su padre fue quien la mencionó.
-Sí, esto fue por impulso de mi padre y sus ganas de despertar esto en mí. Hablando con él se me empezaron a abrir vetas que, con el rol de madre, hija y empresaria que tengo, no las veía, y hoy las estoy empezando a evaluar.

-¿En qué aspecto de la política le gustaría trabajar, sumar?
-Falta mucho por hacer en lo social. En la parte de familia hay muchas cosas por hacer, que es el núcleo de la sociedad argentina, sobre todo en lo que toca a los chicos. Y siempre trabajando desde la unidad como acción. Con unidad, el país puede salir adelante; el tema es llevarlo a cabo.