Manzur: Busca nuevos negocios en La Rioja el señor de las aceitunas y las vacunas

Juan Manzur, el dueño de las vacunas, los remedios genéricos, los edificios y las aceitunas, se hace tiempo para expandir sus negocios en otras partes del país, mientras hace campaña para gobernador de Tucumán.

Recientemente estuvo en La Rioja, donde posee la planta industrial aceitunera Nucete, evaluando nuevos emprendimientos junto a los sobrinos de su amigo y socio, el gobernador Luis Beder Herrera.

El año pasado, Manzur se quedó con el fruto de siete décadas de esfuerzo y tesón del empresario José Nucete, que lloró amargamente por las presiones que ejerció el kirchnerismo para quitarle su empresa.

Nucete quedó acorralada por las medidas del gobierno nacional, la presión fiscal y la inflación. Y Manzur se convirtió en “el señor de la aceituna”.

El origen de Nucete se remonta al año 1947, cuando los primeros miembros de esta familia fijaron sus raíces en el Valle de Arauco (La Rioja), más precisamente al pie de la cadena del Velazco.

Desde allí, gracias a las óptimas condiciones del clima, el suelo y el agua, surgió una industria pionera que posteriormente amplió su área agrícola e industrial, hacia Mendoza, en el departamento de Guaymallén.

Nucete es el mayor elaborador de aceitunas de la Argentina. Lidera el mercado interno con una participación superior al 45% a través de sus marcas más importantes: Nucete y Cébila. Además, es el principal exportador de aceitunas.

Gracias a la ayuda del gobierno nacional, ahora Nucete recuperó la rentabilidad que le habían quitado para asfixiarla.

Pero Manzur no se conforma.

Con el dinero fresco que le genera mes a mes la política, apuesta a diversificar y reproducir los emprendimientos. Sabe que la Presidenta está enamorada de sus vacunas y que en los últimos meses de kirchnerismo se le abrirán puertas a nuevos negocios.

Alperovich siempre apostó a ser el empresario más poderoso de Tucumán y el NOA, pero desde su propias entrañas le está surgiendo un poderoso contrincante, con centenares de millones por cosechar en los próximos años.

Calladito y sonriente, el humilde médico siempre va por más. En el mercado inmobiliario tucumano se comenta que con su compañía edificadora de departamentos el vicegobernador le está quitando grandes negocios a las mismísimas constructoras del Zar.

Cría cuervos…

Captura de pantalla (1334)