Secuestraron auto de esposa de intendente para investigar si allí trasladaron cadáver

La justicia riojana ordenó el secuestro del auto de la esposa del intendente de la localidad de Independencia, Juan de Dios Herrera, para determinar si ese vehículo fue utilizado por un sobrino de la mujer para trasladar el cadáver de Romina Ríos, quien fue hallada muerta y calcinada.

Por la desaparición y muerte de Ríos se encuentra imputado un suboficial de la policía provincial, con quien la joven había sido visto en esta capital, y ahora la justicia intenta determinar si utilizó el automóvil de su tía para movilizar el cuerpo de la mujer, dijeron hoy fuentes judiciales.

El juez Daniel Barría ordenó en las últimas horas el secuestro de un automovil Peugeot 206 de María Eva Fernández, esposa del intendente Herrera, para someterlo a pericias en el marco de la investigación por el crimen de Ríos.

Hasta hoy, el único imputado en el asesinato de Romina Ríos es Miguel Angel Ortíz, un suboficial de 18 años que integraba la Guardia Urbana de la Policía de La Rioja.

La justicia intenta determinar si el joven mató a Ríos con el arma reglamentaria que había recibido pocos días antes del crimen.

Romina Ríos, de 18 años, había viajado a la ciudad de La Rioja hace un mes a inscribirse en un instituto terciario para seguir estudios superiores desde su pueblo, Patquía, cabecera del departamento Independencia, a 70 kilómetros de esta capital.

Allí se habría encontrado con Ortíz, a quien conocía como ex compañero de escuela, y luego despareció durante tres días.

Su cuerpo fue hallado en un barranco, quemado entre neumáticos tras de recibir disparos de una pistola 9 milímetros que -según las primeras pericias- se realizaron en otro lugar.

En un principio la policía divulgó que presuntamente el guardia llevó el cuerpo en una moto pero ahora aparece sospechado un auto que él fue a buscar a Patquía horas después de cometido el crimen.

El juez Barría informó que “esta semana comenzó la ronda de testimonios y a raíz de una declaración ubicada en Patquía, la fiscal interviniente solicitó como medida de prueba el secuestro de este vehículo para la realización de una pericia”.

Según el testimonio de un playero de estación de servicio, Ortíz había sido visto en ese auto mientras la joven Ríos estaba desaparecida.

La madre de Romina Ríos, pidió desde el inicio de la búsqueda de su hija al poder político “que no interfiera en la investigación judicial”. (DYN)

Publicado por

German La Rioja

Periodismo + Opinión