En Samay Huasi ya pueden ver las estrellas con el telescopio construido por la UNLP

CHMmcwDW0AAk6YGEn la Casa de Descanso Samay Huasi que la Universidad Nacional de La Plata posee en la provincia de la Rioja quedó instalado un nuevo telescopio que permitirá a todos los visitantes disfrutar de la observación astronómica en un entorno natural inigualable.

El flamante aparato será utilizado con fines educativos y recreativos para las escuelas de la zona y la comunidad en general. La iniciativa marca el inicio de un proyecto mucho más ambicioso que incluye la futura construcción de una estación meteorológica automatizada.

El instrumento fue íntegramente diseñado y realizado por el Laboratorio de Óptica de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas, de la UNLP. Su instalación coincide con una serie de actividades dentro de los festejos de los 300 años de la fundación de la localidad.

El vicedecano de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas, Luis Martorelli, uno de los autores de esta iniciativa, explicó que “la idea de construir el Telescopio surgió a partir de una inquietud de la Comisión Directiva de la Asociación de Trabajadores de la Universidad de La Plata (ATULP), que nos propuso arreglar y reparar el viejo aparato refractor que habíamos instalado en Samay Huasi hacía más de dos décadas”.

Así, los responsables del Laboratorio de Óptica, Calibración y Ensayo (LOCE) de la UNLP asumieron el desafío de devolver a los visitantes de la finca el placer de observar el cielo nocturno. “Cuando llegó el viejo Telescopio desde La Rioja a nuestra ciudad, advertimos que el grado de deterioro del instrumento, sumado a su antigüedad y el tiempo que llevaría conseguir los insumos para repararlo, harían imposible su reparación. Fue entonces que, con el apoyo de la presidencia de la UNLP y ATULP, tomamos la decisión de construir uno nuevo”, detalló Martorelli.

A diferencia del modelo anterior, el nuevo Telescopio no es refractor, sino reflector. El instrumento original constaba de un sistema de lentes ópticas que consistía en dos lentes de vidrio óptico de muy buena calidad, construido hace más de 70 años en Francia. Este sistema es conocido como Telescopio de Galileo (1610) en su versión de Franhofer (1700).

Como una de esas lentes se hallaba completamente destruida y resultaba muy costoso confeccionar una nueva, se encaró la construcción integra de un sistema Reflector, es decir, un Telescopio que utiliza como objetivo principal un espejo tallado en primera superficie. Este sistema es conocido como Telescopio de Newton (1660).

Las ópticas fueron íntegramente realizadas en el LOCE, con materiales nacionales, así como también sus partes mecánicas, celdas de soportes de los espejos, pintura exterior e interior del tubo y el aluminizado de las superficies reflectoras.

Además se recuperó la antigua montura mecánica original del sistema, con su relojería de seguimiento, que presentaba deformaciones de uso y maltrato. Martorelli destacó la importancia de este trabajo ya que “se preservó una parte histórica y muy útil del antiguo telescopio”. El actual instrumento pose 210 mm de diámetro y 1.200 mm de distancia focal.

El Telescopio fue instalado en la antigua casilla de madera de abertura corrediza, donde supo funcionar durante años el antiguo telescopio. Este espacio fue recientemente restaurado por los trabajadores no docentes locales.

EL INICIO DE UN GRAN PROYECTO

La construcción e instalación del Telescopio es sólo el inicio de un proyecto mucho más ambicioso que apunta a poner en marcha una serie de actividades de transferencia y extensión que la UNLP diagramó especialmente para Samay Huasi.

Entre las iniciativas previstas se destaca la inminente instalación de un sistema base de secadero solar para frutas y verduras que ya está en proceso de desarrollo en el Laboratorio de Óptica de Ciencias Astronómicas, y que será de enorme utilidad como complemento de las labores agrícolas locales en este rubro.

También está previsto llevar un Telescopio de 250 mm de diámetro del tipo Cassegrain, con sistema de cámara de CCD, que permitirá obtener imágenes en tiempo real y enviarlas por la web. Será una herramienta de gran utilidad para el trabajo de educación escolar en la región, como para las actividades de la propia Facultad de Astronomía.

Otro de los aspectos salientes del proyecto es la instalación de una estación meteorológica automatizada, que permitirá detectar y analizar variables climáticas que tengan efecto en las aplicaciones agropecuarias locales.

Finalmente, se prevé montar una estación de estudio de radiación solar directa y UV. El objetivo de este capítulo es recoger datos que permitan conocer la factibilidad de instalar, a corto plazo, tecnología para el uso de la energía solar en sus diferentes aplicaciones.