La dueña de Sierras de Mazán volvió al negocio petrolero con Dapsa

Sociedad Comercial del Plata, dueña de la empresa olivícola Sierras de Mazán (ubicada en la localidad de Catinzaco en Chilecito), recompró las acciones y de esta manera volvió al negocio petrolero de la Destilería Argentina de Petróleo (Dapsa). Fue sólo un año y medio después de haber vendido su participación accionaria.

Sierras de Mazan S.A. es una firma que se dedica a la plantación de olivos que se encuentra en la finca San Gabriel, ubicada en el departamento Capital, y en la finca Liliana situada en el departamento Chilecito.

Esta empresa cuenta con 1.400 olivos plantados en producción, con una fábrica de aceite de oliva y de aceituna de mesa. Fue adquirida esta plantación a fines del 2012.

Quizás lo más llamativo de la operación es que la firma comandada por Ignacio Noel y que perteneció a la familia Soldati, logró capitalizarse en u$s1,5 millones, porque en diciembre de 2016 había vendido a un grupo español el 50% del la petrolera en u$s17 millones y ahora informó que por el mismo porcentaje pagó u$s15,49 millones.

Sociedad Comercial del Plata (SCP) viene moviendo sus fichas desde hace varios meses y quizás una de las mejores noticias vino en mayo del año pasado cuando -luego de pagar una serie de deudas- logró levantar el concurso preventivo de acreedores al que ingresó en 2000. Tiempo después informó que vendía a dos fondos extranjeros la operadora de fibra óptica Metrotel por u$s190 millones.

Ahora con la recompra de Dapsa vuelve al negocio de la comercialización y distribución de combustibles líquidos y lubricantes. Justamente un segmento que está consiguiendo mejores márgenes de ganancia porque sus precios ya no están regulados.

A su vez y de manera accesoria por la operación Comercial del Plata también se queda con participación accionaria en otras firmas vinculadas a Dapsa como Galposur, Petrolera del sur y Celsa.

Según detallaron desde el holding, su estrategia de negocios es invertir en empresas a través “de participaciones controlantes (mínimo 50%) en sectores productores de bienes transables con exposición al mercado internacional (agroindustria y alimentos, energía) y sectores productores de bienes no transables con exposición al crecimiento de la economía argentina (materiales de construcción, combustibles, transporte y real estate)”.

Siguiendo en esta misma línea en mayo pasado la compañía compró el molino harinero Morixe Hermanos (73,44%), la produtora de aceitunas y aceite de oliva Sierras de Mazán (100%) y la fábrica de papas fritas congeladas Alimentos Modernos (68,52%) por un valor total de u$s44,3 millones a pagar en cinco años.

Otras firmas que actualmente están bajo el paraguas de Comercial del Plata son Canteras Cerro Negro (CCN) dedicada a la fabricación de ladrillos, tejas, pisos y revestimientos, cerámicos, porcellanatos y vidrios de alta performance; Compañía General de Combustibles (CGC), empresa de exploración y producción de gas en la que SCP participa con el 30%; cuenta además con el 100% del Parque de la Costa en Buenos Aires; a través del Ferroexpreso Pampeano participa del transporte de cargas por ferrocarril, en particular de la cosecha de granos y cereales de la zona núcleo del país y en el segmento del “real estate” con sociedad Delta del Plata (SCP) posee 500 hectáreas a explotar en el Delta del Tigre.

Finalmente y en lo que respecta a los planes a mediano plazo, desde la firma no descartan nuevas adquisiciones en estos segmentos de negocios.