El justicialismo a punto de una implosión política

Se despide abril con el temor del justicialismo que puede perder el poder provincial que lo posee desde 1983. A la espera que se confirme la fecha de las elecciones, como así también la fórmula a gobernador y vice, el peronismo no oculta su preocupación, pero se preserva de no exhibirlo públicamente para que no se enoje el gobernador Sergio Casas.

El mandatario riojano maneja la caja, que es clave para los comicios. Sin embargo, se solicitaron reuniones en la Casa de Gobierno debido que se advierte una implosión política en el oficialismo.

Publicado por

German La Rioja

Periodismo + Opinión