El gobierno modificó la leyenda de la chaya

El gobierno de La Rioja modificó la leyenda de la chaya, a través de la historia que cuenta la Secretaría de Cultura de cara a la fiesta mayor de los riojanos.

Como toda historia que tiene un nacimiento ancestral, existen varias versiones en la Rioja pero todas coinciden en que se trató de un amor no concretado entre una bella joven que vivía en una tribu diaguita, llamada Chaya, y un muchacho que no pertenecía a esa comunidad llamado Pujllay que murió quemado en un fogón.

Todas las adaptaciones sostienen que la niña al no obtener el amor de Pujllay huye a lo más alto de las montañas, tan alto que asciende los cerros, donde lloraba día y noche por su amor.

La Quilla (la diosa de la Luna) se conmueve ante tantas lágrimas de Chaya y se la lleva con ella, ayudándola a mutar hasta convertirse en una nube. Es por ello que cada año, específicamente en febrero, vuelve convertida en agua de rocío como muestra de las lágrimas derramadas por Pujllay.

En el 2018 durante el gobierno de Sergio Casas la campaña oficial se dio con los criterios de la leyenda que todos conocen.

Sin embargo, el gobierno cambió la leyenda en el 2020 en el marco de la perspectiva de género que está la administración de Ricardo Quintela y el emponderamiento de la mujer.

En declaraciones a Chacra TV, el ministro de Cultura, Gustavo Luna, dio detalles de la historia de la chaya en base a la tradicional leyenda.

La campaña del gobierno por la chaya

Publicado por

German La Rioja

Periodismo + Opinión