Con el riesgo país en alza, las calificadoras advierten por deuda provincial y privada

Con el riesgo país por arriba de los 3 mil puntos para la Argentina, las calificadoras de riesgo advierten que más allá de la negociación de deuda nacional, se plantea un escenario de riesgo para la deuda de las provincias y las empresas del país, que se suma a la caída de la actividad atada al avance del coronavirus.

La deuda subsoberana de una decena de gobiernos locales y regionales está bajo la calificación de “vulnerable”, según Fitch Ratings, en base también a la deuda soberana. Pese al aval del FMI a los países de instrumentar estímulos fiscales en sus economías, la noticia de que el Gobierno evalúa un paquete de $ 3 mil millones no cayó bien en los mercados, que consideran que la situación fiscal del país es delicada, lo que se tradujo en la suba del riesgo país, junto con la visión de que la negociación con los bonistas que lleva adelante el ministro de Economía, Martín Guzmán, podría retrasarse por la caída de los mercados globales y la incertidumbre general. 

“El contexto del proceso de renegociación de deuda nacional también influencia las decisiones de política”, señalan. En medio de las nuevas negociaciones de la Provincia de Buenos Aires con los acreedores, plantean que hay jurisdicciones que enfrentan un dilema entre la voluntad de pago y el no cumplimiento para forzar una renegociación. La provincia de La Rioja podría seguir un camino similar al de Buenos Aires, según Fitch, que de todas formas marca que en 2020 en general las provincias no enfrentan riesgos significativos de refinanciamiento.

Los vencimientos de capital rondan los $ 120.000 millones, unos US$ 1.880 millones, aunque el 90% de la deuda es en pesos. La mayoría de esa deuda corresponde a la provincia de Buenos Aires. La mayoría de los vencimientos de capital, en tanto, recaen entre 2022-2025.

Para Moody’s, según un informe reciente, la economía global tendría una contracción del 0,2%. Para los países de América Latina, la caída podría llegar hasta un 2%.

En el caso de las empresas, el crédito corporativo se verá afectado por el contexto económico, sobre todo en la primera parte de 2020, según otro informe de Fitch. “El impacto de coronavirus Covid-19 a la economía global y la caída de los commodities por la menor demanda de China expone a varios países de la región” y la baja del crudo exacerbó la situación. Los pronósticos de crecimiento de la región, todavía frágiles, ahora van a la baja. 

Las empresas argentinas en el sector energético “reciben su remuneración en pesos”, remarca la calificadora como uno de los riesgos. Las firmas con fuertes operaciones en el mercado local, tienen más dificultades para mantener la deuda en dólares. Un avance global y prolongado del coronavirus resultará en menor crecimiento económico global y le agregará presión a sectores como la venta minorista, el cemento y la energía, según Fitch, que prevé un mayor impacto en el primer semestre del año.

Publicado por

German La Rioja

Periodismo + Opinión