Liberan en La Rioja, águila coronada rehabilitada en Tucumán

En la jornada del 13 de marzo, técnicos de la Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos (DFFSyS), perteneciente a la Secretaría de Estado de Desarrollo Productivo del Ministerio de Desarrollo Productivo del Gobierno de Tucumán, junto a personal de la Reserva Experimental Horco Molle (REHM) se trasladaron a la provincia de la Rioja para liberar un ejemplar de Águila Coronada (Buteogallus coronatus).

El ave llegó a Tucumán el 22 de agosto de 2018, derivada por la Secretaría de Medio Ambiente de La Rioja, para su rehabilitación, luego de ser recuperada del cautiverio en el que se encontraba en el Zoológico de la Rioja. Una vez llegada a Tucumán, fue trasladada a la REHM, donde atravesó con éxito las etapas de cuarentena, evaluación y rehabilitación comportamental. Luego, para el monitoreo posterior a su liberación, se le colocó un anillo de identificación en el tarso y un chip intramuscular.

4

La importancia de esta acción radica en que dicha especie se encuentra en peligro de extinción: caracterizada por sus hábitos solitarios o en pareja, se estima que su población global es menor a 1000 individuos. Suele distribuirse desde el sur de Brasil hasta Paraguay, Bolivia y Argentina en ambientas áridos y semiáridos; también en bosques abiertos, donde se alimenta de armadillos y serpientes principalmente.

Entre las problemáticas principales que afectan a esta especie se pueden mencionar la pérdida de hábitat, la persecución directa por creencias, el ahogo en tanques australianos, la electrocución en tendidos eléctricos, el mascotismo y el tráfico ilegal.

En este marco, y ante la urgencia de proteger esta especie, desde el año 2010 se puso en marcha el Plan de Acción del Águila Coronada que implica acciones conjuntas entre propietarios privados, entes gubernamentales e investigadores, a fin de intentar revertir la disminución de estas poblaciones.

Dado que en nuestra provincia es considerada residente, de frecuencia baja y poco observable, la DFFSyS invita a la población a ser partícipes de la protección de esta emblemática ave rapaz y de todas las especies similares, ya que cumplen un rol ecológico clave como depredadores topes en la cadena alimenticia, son especies paraguas, bioindicadoras y aportan beneficios a la sociedad al ser controladores de plagas en las áreas urbanas y rurales.