La Rioja: Préstamos otorgados $1.727 millones – Dépositos en bancos $2.441 millones

De acuerdo a los últimos datos publicados por el BCRA, al 30 de Septiembre de 2014, los préstamos y depósitos del sistema financiero argentino continuaron su senda de desaceleración de las tasas de crecimiento nominal, con fuertes caídas en términos reales.

Los préstamos destinados al Sector Privado y Público No Financiero alcanzaron a $597.861 millones, lo cual representa una expansión del 4,8% en relación al trimestre anterior y del 22% en términos anualizados. Deflactada por el IPC Congreso da cuenta de una caída real del 13,2%.

Por su parte, los depósitos del Sector Privado y Público No Financiero sumaron $933.102 millones, observando un crecimiento del 5,3% respecto al trimestre anterior y un incremento del 24% en relación al stock observado en 30 de Septiembre de 2013, variación que deflactada por el IPC Congreso da cuenta de una caída real de 11,5%.

La distribución regional de los depósitos y préstamos continua observándose una alta concentración regional de los préstamos y depósitos: cerca del 70% de los depósitos y el 70% de los préstamos se concentraron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires, mientras que el 30% restante se distribuye entre las otras 22 jurisdicciones del país.

Al 30 de Septiembre de 2014, de un total de préstamos otorgados por el sistema financiero, los préstamos al sector privado alcanzaron a $551.929 millones (92% del total), incrementándose un 22% en términos interanuales (+$98.453 millones).

Los mayores receptores de préstamos continúan siendo las personas físicas en relación de dependencia laboral o asalariados (36% del total), siendo estos créditos destinados al consumo (préstamos personales y adelantos de tarjetas de crédito).

Por su parte, el sector Servicios concentra otro 23% del stock total, seguido de la Industria Manufacturera (18%), la Producción Primaria (11%), el Comercio (9%), la Construcción (2%) y Electricidad Gas y Agua (1%).

En el último año, los préstamos destinados al Comercio fueron los más dinámicos, con un crecimiento del 35%, presentando un stock de $53.232 millones. El segundo mayor incremento se observó en el sector de los asalariados (+27%), en tanto el sector de la industria manufacturera presentó un incremento del 19%.

En términos de tasas promedio cobradas por las distintas líneas de préstamos se observa que las destinadas a la Industria Manufacturera (27,8% n.a.) presentan las tasas nominales más bajas, en tanto los préstamos a personas físicas presentan el mayor costo nominal, con una tasa promedio del 38% n.a.

Sobre el total de $608.537 millones prestados tanto al sector público como privado, se encuentran en situación normal de pago $587.280 millones, evidenciando un incremento interanual en el nivel de morosidad de 0.4pp, al pasar de 3,1% en Septiembre de 2013 al 3,5% en Septiembre de 2014.

El mayor grado de morosidad se encuentra en los sectores de Electricidad, Gas y Agua (4,9%) y de los Asalariados (4,8%), y los préstamos a la Construcción (3,8%).

Conforme la desaceleración de las tasas de crecimiento de los préstamos, producto de una menor demanda de crédito ante la suba de tasas de interés y caída del nivel de actividad, el grado de intermediación financiera presentó una variación negativa, medida como la relación entre el volumen de préstamos sobre depósitos al sector privado en el sistema financiero, al alcanzar al 30 de Septiembre de 2014 el 85% (frente al 91% observado en Septiembre de 2013).

Captura de pantalla (1018) Captura de pantalla (1019) Captura de pantalla (1020) Captura de pantalla (1021) Captura de pantalla (1022) Captura de pantalla (1023) Captura de pantalla (1024) Captura de pantalla (1025) Captura de pantalla (1026) Captura de pantalla (1027) Captura de pantalla (1028) Captura de pantalla (1029) Captura de pantalla (1030)

Informe: La realidad financiera de la Provincia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De acuerdo a los últimos datos publicados por el BCRA, al 31 de Marzo de 2014, los préstamos y depósitos del sistema financiero argentino continuaron su senda de expansión nominal, aunque con caídas en términos reales.

Al 31 de Marzo de 2014, los préstamos destinados al Sector Privado y Público No Financiero alcanzaron a $551.848 millones, lo cual representa una expansión del 2,7% en relación al trimestre anterior y del 29% en términos anualizados. Deflactada por el IPC Congreso da cuenta de una caída real del 4%.

Por su parte, los depósitos del Sector Privado y Público No Financiero sumaron $839.582 millones, observando un crecimiento del 8,3% % respecto al trimestre anterior y un incremento del 26% en relación al stock observado en 31 de Marzo de 2013. Esta variación, deflactada por el IPC Congreso da cuenta de una caída real de 6%.

La distribución regional de los depósitos y préstamos continua observándose una alta concentración regional de los préstamos y depósitos: cerca del 72% de los depósitos y el 70% de los préstamos se concentraron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires, mientras que el 28% y 30% restante se distribuye entre las otras 22 jurisdicciones del país.

Al 31 de Marzo de 2014, de un total de préstamos otorgados por el sistema financiero, los préstamos al sector privado alcanzaron a $507.274 millones (92% del total), incrementándose un 29% en términos interanuales (+$115.246 millones).

Los mayores receptores de préstamos continúan siendo las personas físicas en relación de dependencia laboral o asalariados (35% del total), siendo estos créditos destinados al consumo. Por su parte, el sector Servicios concentra otro 24% del stock total, sector que representa un 10% en el PIB, mientras más lejos le siguen la Industria Manufacturera (17%), la Producción Primaria (12%), el Comercio (9%), y por último la Construcción (2%) y Electricidad Gas y Agua (1%).

En el último año, los préstamos destinados al Comercio fueron los más dinámicos, con un crecimiento del 43%, presentando un stock de $47.348 millones, el único que habría observado subas en términos reales. El segundo mayor incremento se observó en el sector de la producción primaria (+30%), en tanto el sector de los asalariados presentó un incremento del 29%.

En términos de tasas promedio cobradas por las distintas líneas de préstamos se observa que las destinadas a la Industria Manufacturera (30,5% n.a.) presentan las tasas nominales más bajas, en tanto los préstamos a personas físicas presentan el mayor costo nominal, con una tasa promedio del 40,3% n.a.

Sobre el total de $563.240 millones prestados tanto al sector público como privado, se encuentran en situación normal de pago $543.250 millones, evidenciando un incremento interanual en el nivel de morosidad, al pasar de 3,1% en Marzo de 2013 al 3,5% en Marzo de 2014, pero un descenso respecto al índice observado en Diciembre último (3,7%) presentando una caída trimestral.

El mayor grado de morosidad se encuentra en los sectores de los Asalariados y Electricidad, Gas y Agua, con un 5,1% y 4,5% de los préstamos contraídos respectivamente, seguidos por los préstamos a la Construcción (4,2%).

El grado de intermediación financiera no presentó variaciones, medida como la relación entre el volumen de préstamos sobre depósitos al sector privado en el sistema financiero, al alcanzar al 31 de Marzo de 2014 el 89% (frente al igual 89% observado en Marzo de 2013). Es decir que, en promedio, por cada 100 pesos depositados en el sistema financiero, éste presta $89.

En La Rioja hay depositados $1.867 millones en los bancos

Captura de pantalla (31)Un informe de la consultora Economía & Regiones estableció que en La Rioja hay depositados $1.867 millones, de los cuales $641 millones son públicos y $1.226 millones son privados. Mientras tanto, $1.562 millones fueron otorgados en calidad de préstamos en la provincia.

De acuerdo a los últimos datos publicados por el BCRA, al 31 de Diciembre de 2013, los préstamos y depósitos del sistema financiero argentino continuaron su senda de expansión nominal, aunque a un ritmo menor a lo observado en los últimos trimestres.

Al 31 de Diciembre de 2013, los préstamos destinados al Sector Privado y Público No Financiero alcanzaron a $537.194 millones, lo cual representa una expansión del 9,5% en relación al trimestre anterior y del 30% en términos anualizados. Deflactada por el IPC Congreso el incremento interanual es de sólo 2.8%.

Por su parte, los depósitos del Sector Privado y Público No Financiero sumaron $775.575 millones, observando un crecimiento del 3,3% respecto al trimestre anterior y un incremento del 26% en relación al stock observado en 31 de Diciembre de 2012. Esta variación, deflactada por el IPC Congreso da cuenta de una caída real de 0.3%.

La distribución regional de los depósitos y préstamos continua observándose una alta concentración regional de los préstamos y depósitos: cerca del 71% de los depósitos y el 70% de los préstamos se concentraron en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires, mientras que el 29% y 30% restante se distribuye entre las otras 22 jurisdicciones del país.

Al 31 de Diciembre de 2013, de un total de préstamos otorgados por el sistema financiero, los préstamos al sector privado alcanzaron a $492.895 millones (92% del total), incrementándose un 31% en términos interanuales (+$116.357 millones).

Los mayores receptores de préstamos continúan siendo las personas físicas en relación de dependencia laboral o asalariados (35% del total), siendo estos créditos destinados al consumo. Por su parte, el sector Servicios concentra otro 24% del stock total, sector que representa un 11% en el PIB, mientras más lejos le siguen la Industria Manufacturera (17%), la Producción Primaria (12%), el Comercio (9%), y por último la Construcción (2%) y Electricidad Gas y Agua (1%).

En el último año, los préstamos destinados al Comercio fueron los más dinámicos, con un crecimiento del 49%, presentando un stock de $45.820 millones. El segundo mayor incremento se observó en el sector asalariado (+33%), en tanto el sector de la producción primaria presentó un incremento del 31%.

En términos de tasas promedio cobradas por las distintas líneas de préstamos se observa que, sin grandes variaciones, las destinadas a la Industria Manufacturera (25,28% n.a.) presentan las tasas nominales más bajas, en tanto los préstamos a personas físicas presentan el mayor costo nominal, con una tasa promedio del 35,86% n.a.

Sobre el total de $549.221 millones prestados tanto al sector público como privado, se encuentran en situación normal de pago $528.636 millones, evidenciando un incremento interanual en el nivel de morosidad, al pasar de 3,4% en Diciembre de 2012 al 3,7% en Diciembre de 2013, e incluso respecto al índice observado en Septiembre último (+33%) presentando un importante incremento trimestral.

El mayor grado de morosidad continua en el sector de la los Asalariados y la Construcción, con un 5% y 4,3% de los préstamos contraídos respectivamente, seguidos por los préstamos a la Producción Primaria (3,4%).

El grado de intermediación financiera presentó un leve incremento, medida como la relación entre el volumen de préstamos sobre depósitos al sector privado en el sistema financiero, al alcanzar al 31 de Diciembre de 2013 el 91% (frente al 88% observado en Diciembre de 2012). Es decir que, en promedio, por cada 100 pesos depositados en el sistema financiero, éste presta $91 presentando una variación positiva (+3pp).

El salario medio del país duplica al mínimo

El 70% cobra por debajo del mínimo. Con el incremento del mínimo, vital y móvil a $ 3.600 mensuales, a partir de enero, los obreros del campo y los de bares y restaurantes quedaron más cerca en ese nivel de ingresos. Para gran parte de los asalariados de convenio no hay gran incidencia de ese reajuste. Distinto es el caso de los trabajadores en negro que, en muchos casos, no llegan ni a $ 2.875.Informe Salarios 1er. Trimestre 2013

En la carrera de los salarios, el del sector público pierde terreno frente al mínimo vital y móvil que, a partir de enero será de $ 3.600. Y eso significa un dolor de cabeza para los funcionarios del Estado, particularmente de las provincias. El nuevo mínimo, acordado el jueves último a nivel nacional, equivale casi a la mitad de una remuneración bruta de un trabajador privado registrado argentino, que cobra $ 7.722 al mes.

¿Cómo están los sueldos por actividad económica? Si se toma en cuenta los datos al primer trimestre del año del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJP), sobre el nivel de las remuneraciones de los puestos de trabajo del sector registrado en los distintos sectores de actividad económica, incluido el sector público, $ 7.595 mensuales, se concluye que el “sector productor de bienes” fue el de mayor remuneración bruta, con un promedio de $ 8.793, mientras las remuneraciones más bajas correspondieron a los sectores “productores de servicios” con un promedio de $ 7.421 mensuales.

Dentro del sector productor de bienes, los salarios más altos corresponden a los empleados del sector de minas y canteras, y suministro de energía, que percibieron un salario promedio de $ 26.324 y $ 18.848, respectivamente (ver infograma), según un informe elaborado por Economía & Regiones (E&R). Ambas actividades registraron las mayores subas salariales en términos interanuales, siendo notorio el incremento del 40% registrado en el sector de Suministro de Energía, Gas y Agua, advierte la consultora. En tanto, los de la industria manufacturera tuvieron un ingreso mensual de $ 9.632, con un incremento salarial del 25,1% interanual, mientras que los de la construcción registraron una suba del 24,9% respecto a la remuneración promedio observada en el mismo trimestre de 2012.

Dentro de los empleados registrados en el sector servicios, los que se desempeñan en el sector de intermediación financiera percibieron las mayores remuneraciones mensuales, al haber presentado uno de los mayores aumentos interanuales (28,9%), superior al promedio nacional. Más lejos, dice en su reporte Economía & Regiones, le sigue el sector Transporte,.

El comercio se ubica en cuarto lugar entre las actividades con salarios más altos dentro del sector servicios, habiendo presentado también un incremento superior a la media (+29,2%). Por último, los que trabajan en actividades vinculadas a la “hotelería y restaurantes” presentan el salario más bajo entre las distintas actividades y están a $ 1.000 de diferencia respecto del mínimo, vital y móvil acordado esta semana. Sin embargo, fue el sector que logró el mayor aumento nominal interanual durante el período bajo análisis (+29,9%).

Versus la inflación
Otro punto de comparación para medir el poder adquisitivo del salario es la inflación. Según el Indec, tuvo una variación anual cercana al 11%; las consultoras plantean que no baja del 22%. Sin embargo, de acuerdo con los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) sobre la Evolución Funcional del Ingreso, puede observarse que la mayoría de los sectores económicos registrados lograron aumentos cercanos y hasta superiores a la inflación de 2012 (+24%, según relevamientos de Direcciones de Estadísticas Provinciales).

Siguiendo lo observado a nivel nacional, las tres provincias con mayores salarios (Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego) encuentran explicación en la alta participación del sector de explotación de minas y canteras, que presenta las remuneraciones brutas más altas ($ 27.877, $ 31.021 y $ 29.649, respectivamente), enumera la consultora. En segundo lugar, se destaca el sector electricidad, gas y agua el cual presenta un salario promedio de $ 30.484 en Tierra del Fuego, $ 24.222 (Santa Cruz) y $ 20.573 (Chubut). Por el lado contrario, se encuentran Misiones, La Rioja y Santiago del Estero, las cuales presentarían el menor salario promedio del país. Siendo la actividad con menor importancia la referida a la agricultura en Misiones ($ 2.759) y La Rioja ($ 2.821). En cambio en el caso de Santiago del Estero es el sector de la enseñanza el que presenta los menores salarios ($ 3.475).

La inflación se queda con no menos del 10% del aumento

De acuerdo a las últimas cifras suministradas por el Ministerio de Economía sobre la base de la información provista por el Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJP), la “remuneración bruta” promedio mensual del sector privado registrado, ascendió a $ 7.722 al primer trimestre de este año, evidenciando un incremento del 27,4% respecto del mismo trimestre de 2012. Si se tiene en cuenta la inflación estimada por el Indec en el mismo período (+10.3%), los salarios privados habrían registrado un incremento real del 17%, cifra que no se correspondería con el incremento de la productividad laboral, en un marco de debilitamiento de la economía (+1,5% de crecimiento real del PBI en los últimos cuatro trimestres). Por otra parte, si se considera la inflación estimada por algunas Direcciones de Estadísticas Provinciales (+24%), el aumento real habría caería al 3%, plantea Economía & Regiones.